Con éxito se realiza jornada de apoyo a la investigación cualitativa basada en la metodología de historias de vida

La actividad realizada el 4 de octubre, se  enmarca en el Plan de mejoramiento institucional de fortalecimiento a la formación inicial y continua de los profesores egresados de la Universidad de Santiago de Chile, y busca contribuir al desarrollo profesional de los académicos formadores de profesores, estudiantes y profesionales en el área de investigación.

La historia de vida corresponde a una técnica de investigación biográfico – narrativa, que aplicada al ámbito educativo permite comprender en profundidad las vivencias de los actores involucrados, atendiendo a la subjetividad de estos y el modo en que dichas historias se vinculan con condiciones sociales y culturales en que tienen lugar. En este sentido, esta técnica constituye una herramienta que contribuye a visibilizar la voz de aquellos miembros de las comunidades educativas que ven limitada su participación o que suelen ser marginados.

Experiencias en investigación educativa

Para profundizar en la metodología, la jornada contó con la exposición de tres experiencias en el proceso educativo, protagonizadas por el Dr. Juli Palou Sangrá, académico Facultat de Formació del Professorat de la Universidad de Barcelona, la Dra. Lucía Valencia Castañeda, académica de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Santiago de Chile y la Dra. Anabel Moriña Díez, académica de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Sevilla.

En la primera parte de su intervención, el Dr. Palou señaló los fundamentos de la metodología vinculados a marcos teóricos de otras disciplinas como por ejemplo: la sicología, filosofía y la sociología, para posteriormente enfatizar en los elementos que constituyen su actual línea de trabajo, “nos interesa disponer de procesos interpretativos para descubrir esta comunicación indirecta y el valor de construir la propia identidad a través de la narración y cómo entramos en su discurso, ya que cada docente es un agente de acción y como tal, un agente de discurso de lo que sucede en sus aulas. En relación a ello, nuestro grupo de investigación, distingue tres niveles de análisis del discurso: en primera instancia se encuentra el interlocutivo, que toma en consideración el contexto en el cual se genera el discurso, luego el temático y finalmente el enunciativo”.

En tanto, la Dra. Valencia compartió su experiencia denominada “La biografía en la formación de profesores”, que realizó con estudiantes de último año de la carrera de Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales de la Universidad de Santiago de Chile, donde utilizó la metodología de historias de vida como recurso  para investigar el proceso de formación de profesores, “la investigación indagó la trayectoria de los estudiantes, el contexto de su último año, la incidencia de la vida escolar, la influencia de la formación universitaria y su proyección en el futuro profesional. A través de la construcción de autobiografías alusivas a distintos momentos de su trayectoria, además del uso de instrumentos como: cuestionarios de representaciones sociales, observación de clases y apoyos didácticos, pude analizar las ideas y representaciones que sostenían acerca del proceso de formación docente y cómo este repercute en la toma de decisiones para implementar cambios.”

Por su parte, la Dra. Moriña reflexionó acerca de la identidad que posee la metodología de investigación, señalando que se caracteriza por la búsqueda de romper lo tradicional y la horizontalidad entre los actores involucrados, ya que los participantes cumplen el rol de co – investigadores. Además, intenta reconocer la subjetividad de cada individuo, enmarcando a la investigación como un elemento transformador, que no responda sólo a descubrir y comprender ideas. En base a ello, presentó una de sus investigaciones que realiza en la Universidad de Sevilla, basada en la educación inclusiva donde mencionó la relevancia que presenta una buena relación con el participante para que esta metodología se desarrolle de manera eficaz, “es importante la relación entre el investigador y el participante, ya que somos nosotros como investigadores, quienes nos debemos adaptar al entrevistado, de tal forma que sienta que es un proceso igualitario, donde ambos trabajamos de forma colaborativa. Mantener una relación de amistad y confianza, permite que él se involucre”.

Mediante un plenario de cierre, participantes y expositores reflexionaron acerca del vínculo asociado a la técnica, en ese sentido Fernanda Moreno, Sicóloga egresada de la Universidad de Chile, señaló sus proyecciones ante el uso del instrumento, “no conocía mucho de esta metodología, sin embargo con esta sesión pude tener un primer acercamiento tanto teórico como práctico  de las contribuciones que genera esta línea, y así aplicarla a la investigación que realizo sobre la educación de adultos, cuyas protagonistas son mujeres rurales. Me interesa hacer un análisis biográfico de sus procesos a partir de la educación tardía”.